Antes de escribir sobre la corrida en si hay que escribir, por lo menos brevemente, de las nuevas circunstancias. No tiene mucho anunciaron un cambio de administración, todos los cronistas taurinos que leo lo celebraban. Y con razón, la pasada temporada tenia tardes absolutamente impresentables, toros con poca casta, patas débiles, mansos con carteles casi repetidos con las figuras de siempre acaparando las tardes.  Los pocos carteles destacables casi siempre acaban en tardes aburridas, en el mejor de los casos, o decepcionantes. Pienso sobre todo en José Tomás y Roca Rey, el último, sospecho, había entrado en controversias con la administración de ese entonces y sufrió una especie de sabotaje (picadores maliciosos y banderilleros torpes).

La esperanza, por supuesto, es que las cosas cambien para bien. Pero después de lo que paso este ultimo fin de semana no puedo decir que las esperanzas se hayan realizado. Primero hay que destacar lo apresurado de todo, aunque el elenco de la temporada ya había sido anunciado un par de semanas antes, los carteles no. Rumores circulaban y no es hasta uno o dos días antes de la inauguración que los anunciaron. Y no solo eso, anuncian un fin de 2016 absolutamente atiborrado de tardes como si fuera feria. Hay incluso una semana con 4 corridas seguidas. Francamente no le veo sentido a la estrategia, sobre todo cuando suben los precios hasta un 40%. No sé si esperan que ésto levante el interés del público, pero ésto aleja al publico casual, uno que no le apasionan las corridas y que se verá aun más precavido con unos precios aun más elevados que antes . También aleja al publico dedicado que pensará más en la compra de su boleto. Yo, por ejemplo, podía permitirme el ver una corrida a la semana, aunque ésta no se anunciase particularmente buena. Pero ahora con la cantidad por semana tengo que pensar dos veces en cual ir. Esta vez, por ejemplo, preferí ir al improvisado mano a mano que a una inauguración con las desganas del Zotoluco y peligro de cancelación por parte de las autoridades por un elenco mayoritariamente compuesto de españoles (Al parecer multaron a los administradores por la falta). A la larga, yo creo, que aunque los precios hayan subido, gastaré incluso menos que en otras temporadas. Si algún sentido le puedo encontrar a esta feria de corridas es el compensar el atraso de una temporada que comenzaba normalmente en octubre. Quien sabe si la temporada incluso acabe más temprano. O quizá, también, esto es una estrategia para ahorrar en el uso del coso. Pero los toros? Han los ganaderos y los administradores hecho caso de las quejas? No lo sé, incluso aunque hayan llevado toros de más edad y de mejor casta lo apresurado de las cosas los pudo haber echado a perder.  Los toriles no pueden contener a tanto animal y por lo tanto hay, sospecho, que traer a los toros un día antes. El viaje y el ajetreo de la tarde pasada es lo que puede echarlos a perder. Y se nota, la inauguración, por los reportajes, sólo tuvo un toro destacable, al que unicamente se le pudo cortar una oreja. Y en este mano a mano no hubo más que uno decente pero desperdiciado. Así que hablemos de un improvisado mano a mano, que era “un mano a mano a mano” que le cortaron una mano por que el hermano de una mano sufrió heridas un par de semanas atrás.

Ahora, cuando pienso en un “mano a mano” pienso en una competición. Aunque el aspecto competitivo del toreo esté presente en casi todas las tardes, éste puede ser secundario a la gloria estética personal de cada torero. En un “mano a mano” la competencia debería de estar en la mente de todos, la rivalidad de dos figuras y su deseo de destacar sobre la otra debería de ser el enfoque. Si una figura hace una manoletina con un toro difícil, la otra también debería de intentar hacerla o, en el mejor de los casos, un paso aun más espectacular y/o bello. Y este espíritu se vio por lo menos un poco en los dos primeros toros, un Joselito que salio con unos capotazos a su estilo para salir con una fría muleta técnica con bellos pases que faltaron de ritmo y de emoción. Muletazos que no conectaron con el publico que dio unos pocos “olés” y que perdió completamente el interés con una horrible y apresurada estocada demasiado caída, casi en el costillar del animal, silencio total cuando Joselito saludó al Juez. Se destacan, quizá, unas pocas palmas al toro cuando salio arrastrado, yo creo no se las merecía por una falta de bravura aunque se le pudo haber aprovechado más. Roca Rey al parecer en un afán por competir y redimirse frente al publico de la México que decepcionó en una aburrida tarde la temporada pasada salió frente a un toro realmente peligroso pero falto de nobleza para hacerle la faena que no merecía el animal. Un “mucho torero para poco toro” salio de entre el publico. Recibió incluso un revolcada mientras trató de hacer la cosa de rodillas. La faena entera acabo en un morboso espectáculo con peligrosos pases por la espalda y chicotasos frecuentes en medio de naturales y derechazos que tenían verdadera calidad si hubieran sido con otro toro. Más que apreciar lo bello, sólo se pudo apreciar la premura por impresionar de un torero prodigio más joven que yo.

Los restantes cuatro toros fueron lidiados sin el espirito proprio al mano a mano, con pocas ganas en una tarde/noche fría que ya calaba al publico. Nada memorable ni interesante mas que unos vistazos pases con el capote de parte de dos figuras visiblemente decepcionadas con los animales que se les presentaron.

Ni un premio ni momentos emocionantes por las buenas razones, esta segunda corrida no hizo más que confirmar los miedos de los aficionados que vieron un boleto encarecido sin una mejora en  calidad. Espero profundamente equivocarme, pero con noticias de empresarios perdiendo dinero, feamente evidenciado con anuncios ahora dedicados exclusivamente a GNP, ésta parece ser la última temporada tradicional que veremos en la México. Que estas excentricidades por parte de los administradores no parecen ser más que pataleos desesperados de un modelo que claramente no está funcionando. No quiero ver la muerte del toreo, mucho menos por culpa de los mimos aficionados y espero más que nadie que las excentricidades les funcionen. Pero este fin de semana anuncia lo contrario.

Me quedo con las palabras de un aficionado gritón “Quiero mi dinero.”.

 

 

Pueden ver las pocas fotos decentes que tomé, espero que hayan capturado lo rescatable de la tarde.

Flickr Album Gallery Powered By: Weblizar

 

1 Comments

  1. infires

    Reply

    ayy lmaito, puros hobbies extraños el yuru.

    No me interesan los toros, pero pues, sí estuvo bueno el resumen y eso que yo ni sé de qué hablas.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *