Estoy muy interasado en estas mierdas de weebs y me gustaría saber como haces para “encontrar” cosas. Por ejemplo, el Dempa. ¿4chan podría tener la respuesta? ¿O estoy muy lejos de encontrar una respuesta?

En efecto 4chan me ayudó al principio pero lo que me dejó es la capacidad de buscar las cosas por mi mismo. Google o cualquier otro buscador son tus amigos, si algo me puede dar un poco más de información es masticar el Japonés. Lo que al menos me da algunas otras avenidas para conseguir información pero no tengo fuentes regulares ni nada allí. El dempa lo descubrí por andar al pendiente de comiket y demás eventos, poco a poco me puse a escuchar cosas que quizá me gustaran. Y así es con todo, tu interés va a ser la mayor fuente de información. No hay una biblioteca secreta de información weeb mas que mi interés llevándome de link a link.

Así que parafrasear, lo mejor intencionadamente, a la gente que me educó: no te le voy a dar peladito y en la boca, buscalo tú.

Buenas, Yuru. Has manifestado en varias ocasiones que sólo te atraen sexual o románticamente personajes 2D, no sé si lo dices irónicamente o no, pero bueno, mi pregunta es: ¿qué tipo de sexualidad se puede considerar que tiene una persona a la que sólo le atrae el 2D? (Perdón si ya respondiste a esto. *uwu*)

OWO, en efecto mi exclusiva atracción por la 2D es un poco irónica, desafortunadamente en la calle (o una seiyuu: Sumipe, te amo, cásate conmigo) llego a ver gente que encuentro atractiva. Claro, todo pensamiento romántico que llego a tener acaba asesinado por una cantidad increíble de pensamientos fatalistas que me alejan de todo eso y me acercan a la gloriosa 2D: acabo pensando que simplemente no vale la pena el esfuerzo (énfasis en la “pena”, no en el sentido de vergüenza). Aunque tengo que admitir que mis hábitos en material erótico ya son casi exclusivamente 2D, simplemente los encuentro más estimulantes. Supongo que la historia o un personaje reconocido en un ero-doujinshi le da una capa más a la experiencia la cual me es difícil de dejar sin quitarle emoción a la experiencia, especialmente cuando en la alternativa 3D esa capa está casi siempre ausente. Pero ya dí mucha información y esa no es la pregunta.

No te puedo decir exactamente cual es la palabra que buscas, hasta donde yo sé hay tres una en la inferior lengua: 二次元コンプレックス (Nijigen Konpurekkusu o Nijikon), que básicamente se traduce como “complejo de segunda dimensión”, un autista ya escribió un articulo en wikipedia https://es.wikipedia.org/wiki/Complejo_2D . La otra está bastante rara y sólo la he escuchado un par de veces, “schediafilia” (la verdad no entiendo de donde salió esta) y la tercera “fictofilia” o la atracción a personajes ficticios.

Honestamente el nombre me importa muy poco, Nijikon está bien. Pero la cosa no es particularmente nueva, allí está Pigmalión. Aunque la historia hace referencia a enamorase de una cosa física en particular y no de la idea abstracta de una mona.

Total, suficientemente turbo-autismo por hoy. Gracias por preguntar.

Cómo le va tío Yuru?
Hace mucho tiempo, en un pequeño stream del universo virtual, te lancé un par de preguntas mientras (eeeh… en serio que me voy a acordar… un segundo… era algo profundo y filosófico… YA) mirabas las fotos que sacaste en unas vacaciones a Francia. Mi flecha de pensamiento friki fue lanzada entre tantos comentarios deliciosos como “Yururin manda saludos”, o “nadie me quiere uwu” y demás, pero la leíste y me pediste que algo así mejor era escribirlo por el blog, imagino porque no querías dedicarle treinta minutos a los fundamentos metafísicos de la realidad con dos horas de sueño encima (creo que eso último también lo dijiste).
Así que, a lo nuestro: lo que te pregunté concretamente esa vez, viene siendo algo con lo que peleo cada día e intento, más que comprender, llegar a asimilar en la piel. Se relaciona en parte con la condición posmoderna, en parte con la muerte de Dios, y tantas otras temáticas interesantes/pedantes, dependiendo de si gusta de la filosofía quien se meta en ellas.
Si ya no poseemos una verdad (o al menos llamemosle un “relato oficial”) que rija nuestras vidas y nuestro momento histórico, entonces, cómo podemos saber qué es realmente la verdad y que no? Puse de forma sintética la cosa (obviamente, acá el protagonismo lo tiene usted, no yo), pero va por esa idea. Me gustaría agregar simplemente que gran parte de esa angustia que pueden llegar a sentir los (usted le dice…) weebos, los marginales, todo aquello que sea bastardeado por una sociedad en busca de la normalización (aunque bueno, la sociedad no tiene ya un centro, así que los márgenes tampoco existen… o acaso sí lo tiene y aún así creemos que no????? QOEIFJOQEIJFQOEJF??) en parte sufre por esta especie de “no llegar a ningún lado” por más que se nos pide llegar ahí. Reformulando: parece haber gente que confía en ir a un lugar (aunque no, lo real es que sólo se da vueltas en círculos ((y círculos descendentes, si me pregunta)) ) y gente que asume la idea de que no hay lugar donde ir (aquí entramos todos los que te seguimos n.n!).
Bueno, perdón, me pasé… era consulta y en realidad, en parte, te estoy dando ya una opinión personal. Tome un trago de su botellita loca, consulte su libro grande de Fondo de Cultura que tiene de fondo (admita que es un holograma y que tal libro no existe en su cuarto), suspire, y conteste cuando pueda.
Muchas gracias por su codiciado (?) tiempo.
Sísifo

No, parece que la dosis de turbotismo por hoy no acaba:

El libro del fondo al que te refieres es seguramente una monografía sobre el circulo de Viena (decente si me preguntas) y ese te puede dar una respuesta alterna a tus angustias. El circulo de Viena era un grupo de filósofos que se dedicaron a construir lo que llamaron el “empirismo lógico”, a crear una teoría de la verdad científica, de la verdad a secas. Como empiristas creían que las proposiciones (no las frases lingüísticas como esta pero lo que ellas expresan, 2DEEP4U?) solo eran verdaderas si hablaban de un hecho verificable por la experiencia y que una serie de deducciones (no inducciones) tenía que partir de ellas para construir un cuerpo de conocimiento científico, de allí el “lógico”.  Hablaban de purificar el conocimiento de falsos problemas de lenguaje con los cuales, pensaban, los filósofos de habían confundido por tanto tiempo (una dosis del Tractus), esbozaron una especie de lenguaje científico universal que describiría la hora, el estado físico del observador y demás cosas para hablar de eventos empíricos. Finalmente creo que no pudieron escaparse de los problemas inherentes del lenguaje natural, ni pudieron explicar la lógica misma con la que trabajaban, ni las matemáticas, basando en parte su trabajo en idealistas como Frege (no me voy a meter en discusiones del realismo de Frege, pero al menos en su Begriffsschrift el tipo era idealista y ese era prácticamente la base para la lógica proposicional que usaban en Viena).

Ahora, te menciono a esta gente por que esta es gente que cabe en lo que mucha gente ya definiría como la posmodernidad. Como toda época histórica (aunque esta sea el “fin de la historia” o alguna jalada Heggeliana por el estilo) la posmodernidad no está definitivamente delimitada y hay millones de personas que siguen viviendo en una época moderna, que siguen creyendo en narrativas definidas. Por la santísima Trinidad, vives en una región del mundo donde la mayoría son fervientes cristianos que son capaces de dictar políticas publicas en nombre de su religión (aborto, condones, etc, etc… ). La “condición posmoderna” esta reducida a un grupo de gente con el suficiente tiempo de preocuparse sobre la verdad e incluso, como te mostré, la gente que está preocupada con la verdad no necesariamente está de acuerdo con una absoluta falta de verdad  y de hecho hay mucha gente con teorías de la verdad que van mucho más allá de un relativismo extremo que le pareces atribuir a la posmodernidad, allí están Nagel y Kripke, dos filósofos todavía vivos.

Y te menciono a toda esta gente por que tengo que admitir, muy humildemente, que la pregunta que me haces me rebasa por completo, y a cualquiera. Cómo vas a encontrar la verdad en un mundo que sientes que te dice que no la hay? Pues el primer paso ya lo diste y es preguntárselo, el segundo es ponerse a leer y creo que los autores que te mencioné son un buen lugar para empezar. Y ese primer paso sería exactamente idéntico en un mundo que te dijera que sí la hay, la única diferencia es que, quizá, el empezar a preguntárselo sea más fácil ahora. Tengo creencias e intuiciones alimentadas por lecuras? Sí, pero el articularlas e investigarlas es un trabajo de vida, personalmente es un trabajo que me gustaría emprender y trabajo para conseguir las condiciones que me lo permitan hacer a mi gusto.  Preliminarmente te puedo decir que creo que un idealismo influenciado por los primeros trabajos de Frege pero con un poco de Kripke y de Goedel metido, Spinoza me fascina pero no logro reconciliarlo con lo demás, estoy en el campito de los “analíticos” . No entendiste? Me falta espacio y paciencia pero si realmente te interesa mi posición lee a los autores que menciono. Ya sé que es un poco violento pero realmente no se puede tener una discusión sobre estas cosas a menos que las dos partes estén bien familiarizadas con las cosas y aún así algo que valga la pena leer y responder va a tener que estar formulado en artículos académicos. Y la verdad me faltan lecturas para decir algo significativo de mi parte, lo más que puedo hacer es exponer a la gente que mencioné pero creo que ellos hacen un mucho mejor trabajo en eso y por eso te mando a leerlos. De otra forma no seríamos más que un par de marihuanos discutiendo en los pasillos de la facultad y ese tipo de conversaciones siempre me parecieron superfluas (aunque de vez en cuando sirve para recomendarse lecturas).

Pero lo que mencionas sobre los marginados parece más que nada una pregunta ética, más que epistemológica. Quizá y te importa muy poco saber si las verdades matemáticas son entidades ideales , que tu mente es un modo del mundo o que los nombres que usamos hacen referencia a objetos en mundos posibles. Lo que parece importarte es la verdad ética o lo que la gente debería hacer o a donde debería de “ir” y obviamente las dos cosas pueden estar muy relacionadas pero no necesariamente. Hay mucha gente que cree en un determinismo pero que aún habla de responsabilidad, gente solipsista que piensa que debes de tratar a los demás como si también fueran mentes como la tuya. Y mi respuesta es igual que la anterior: esta es una respuesta que me rebasa y lo mejor que puedes hacer es ponerte a leer. Que creeo? Nagel, Rawls, Dworkin, Bobbio, Zizek, Kant y Schopenhauer me interesan pero tengo que admitir que mis lecturas morales no han sido tan profundas como las lógicas. De algo estoy casi seguro soy un antinatalista y creo que tener hijos es algo malo, ponte a leer a Schopenhauer. Pero finalmente estoy abierto a nuevas ideas y no me he cerrado, igual que con la verdad epistemológica la verdad moral es una búsqueda que ocupa una vida y apenas empiezo a articularme en esto.

Es especialmente difícil encontrar la verdad en una época que mucha gente canta como una donde la verdad ha sido abandonada? No lo creo, en serio no lo creo, la búsqueda por la verdad siempre ha sido difícil y es algo que ha ocupado la vida de la parte más interesante de la humanidad, ya sean estos científicos, filósofos, sociólogos o cualquiera interesado. La lucha contra los prejuicios siempre ha sido un problema, al menos ahora vivimos en una época donde el prejuicio “posmoderno” para mucha gente es: “buueeeno pues esa es cómo tu opinioooon, no? yo pueeeedooo creeer lo que quiero por que las coooosas son como relaaaativas, hermano” y no: “Sucio pagano fuera de mi país o te quemo en la hoguera.”. Y eso es algo que celebrar, así que ese podría ser un poco de consuelo. Porque la vida de alguien que se pregunta realmente sobre la verdad va a ser de una constante incertidumbre y disatisfacción con lo que te puedes encontrar, el dejar de dudar por un momento sería para cualquiera con algún compromiso con el conocimiento una sentencia a su intelecto. Personalmente yo ya me resigné a esa vida de incertidumbre y me he aventado a lo que Descartes describía como “moral provisional” que, en su caso, era devoción cristiana pero que, en el mio, es un hedonismo un tanto Kantiano. El eternamente cierto “Take it easshy!”, de otra forma ya hubiera entrado al camino de Elliot-sama o tratado de ir a Gensokyo para no volver. Y te aconsejo hacer lo mismo, no dejarte de preguntar lo que te preguntas con la eterna y, a veces, deprimente incertidumbre que conlleva y ゆっくりしていってね!

 

 

 

 

1 Comments

  1. Wotaken_Boi

    Reply

    Hahahahahaaa
    Desgraciado Yuru. Me han gustado mucho tus respuestas y de hecho te podría hacer un símil al igual que Sócrates cuando dices que eres un weeb inútil.
    Nietzsche solía decir que todos los hombres que están destinados a la tragedia les es inherente el llevar un mascara pues desean ser malinterpretados.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *