Recuerdo que en el 2006 alguna gente me había dicho al día siguiente de la elección: “Me levanté triste”. En ese momento no podía votar, pero al menos sí podía notar el animo de alguna gente a mi alrededor, otra, claro, estaba si no feliz, al menos aliviada de que el peligro para México no nos hubiese llevado a Venezuela con su despótico autoritarismo socialista. Claro, nos vino encima una guerra contra el narcotráfico que ha matado más que muchas guerras civiles en este país. Por supuesto, esta gente jamás sufrió directamente las consecuencias de su voto de miedo, viven en la ciudad de México, acomodadamente en barrios bonitos, si algo sufren es algún secuestro que para ellos tan sólo se resuelve con políticas duras contra el crimen.

La situación ahora me parece exactamente la contraria. Al menos a mi alrededor, esa gente que votó con esperanza ahora está aliviada, pero no contenta y los que en ese entonces estaban aliviados se levantaron tristes. Si bien hubo alegría en el Zócalo durante la noche, en otro lados hubo mucho escepticismo. Incluso la gente más chaira, los moneros del Chamuco, que pudieron salir a festejar, en su programa se ven preocupados y pensativos por lo que viene. Quizá sea esperanza que tengan lo que les dejó festejar, tienen la experiencia de décadas de chairismo pero no comparto su estado de animo, ni siquiera sus hot takes.

Si por algo puedo estar alegre es que parece que hay una semblanza de democracia. Ellos mismos lo dicen en su programa especial, confirmamos que con un voto masivo se puede evitar un fraude. Pero en lo demás no puedo alegrarme. Algunas personas vieron en el mensaje que dio Meade una persona derrotada y casi al bordo del llanto, pero yo vi una persona tranquila hablando de un futuro que poco le preocupa. Con disgusto pude convivir con alguna gente cercana a este proceso, o al menos, que está metida en el lodazal y desde hace meses habían aceptado la derrota. Claro, abundaban los comentarios clasistas de siempre con respecto al ganador, pero no se hablaba del candidato en tercero o en el segundo como uno que fuera a ganar. Y otro simplemente aceptaba que el bando de los malvados iba a ganar, entre una seguridad de alguien que sabe y una persona que simplemente sabía leer que un PAN divido y un PRI necio no iban a vencer a la chairada con una masa de inconformes detrás. Un discurso que en 2006 hubiera sido apocalíptico se veía suavizado en la boca de esos ideologos, para uno lo peor de lo que venía era que los mercados no tenían la certeza de cómo se iba a comportar el nuevo, pero que de todos modos eso pasa cada 6 años; y para el otro lo peor era que se iba a tener a un ignorante que habla chistoso. No ví más que tranquilidad en esa gente, y me preocupa eso. No vi más que tranquilidad en un Anaya, quizá un poco de alteración por parte de el niño bonito, pero vamos, el tipo tiene poca idea de donde está parado. La rapidez con la que aceptaron la derrota me preocupa.

Hay algunas formas de interpretar la cosa. La que toman con esperanza y con sus matices, la gente del Chamuco: el dinosaurio va a dar de coletazos mientras sale. No me parece improbable, en todo caso es lo que va a parecer desde el exterior. Ya salieron los intelectuales del RRRRRReforma, letras llllllllibbbbbresssss (que tienen escritores interesantes, pero sí que heredaron lo peor del servilismo de Paz) y demás a decir que “vamos a vigilarte, he”, “mejor que nos traigas el paraíso que nos prometiste, he”, ridículo. Pero avisan del golpe que el Fisgón compara con la situación de Madero cuando entra después de Díaz. Una elite en su contra, dinero y poder que se quieren aferrar a los mismos. Una prensa que va a buscar debajo de las piedras para exigirle lo que nunca le exigió a los otros porque les favorecía. “Ah pero también era así con Peña!” escucho a alguien decir en la distancia. Pero, la crítica y las investigaciones venían de los medios no tan de derecha. Ah es que ahora la derecha derecha va a ser la oposición así que tienen el derecho de ser críticos cómo lo fue la izquierda, y esos chairos hipócritas de seguro no van a criticar a su mesías. No lo sé, yo creo que ahora es una bonita oportunidad para que los que fueron críticos desde siempre, lo sigan siendo con alguien con el que coinciden en algunas cosas. Finalmente yo creo que lo van a ser, pero la cosa va a contribuir a una campaña de desprestigio que, si es que el dinosaurio de hecho va de salida, pocas veces veremos de nuevo. La popularidad del virtual puede estar ya en los suelos una vez que llegue el primero de diciembre. En estos escasos días ya vimos el principio: que es un hipócrita por hablar con Peña (yo creo que si pudo haber sido menos amable pero bueh) chairos exposed, que la de morena que quería celebrar con chapané, que el cholo diputado por MORENA, que wuakala el niño se pintó el pelo, etc…. Recuerdo de un ideologo (más o menos) ésto: “Si quisiera ser malvado diría que éste el mejor momento para que AMLO gane, va a recibir un país hecho pedazos y endeudado. Mejor que gane, por má que haga las cosas bien, no va a poder hacer nada de lo que promete. Al menos que la gente se decepcione de él y vuelva a votar por los otros.”  Luego están los colados, la gente que mencionan los Chamucos, la gente que puede quedarse en la administración pública y que si no sabotean el asunto, al menos van a cerciorase de que las cosas sigan como están. O los que Dussel describe, las ratas que se bajaron del barco hundiéndose y se pasaron al otro. Total, ésta es una posición que yo considero como el punto medio, quizá la más probable. Se toman las cosas razonadamente, saben que los coletazos no van a dejar hacer lo que se quiere y que una participación ciudadana puede ayudar a bloquear los golpes. Una visión a largo plazo, saben que lo del primero de Julio y los 6 años son el principio de un cambio muy paulatino. Pero al final todavía se tiene una esperanza.

Está también la otra interpretación, del lado de la esperanza ciega. Si vemos a todos tranquilos es que tienen algo bajo la manga bien planeado. No quiero echar la sal, pero probablemente se nos venga un Allende2.0, quizá no tan dramático, algo para nuestro siglo. Aunque la Ley de Seguridad Interior esté virtualmente en el congelador, nada impide que en éstos meses la dejen al sol y la abusen. Qué ese monstruo es un peligro inminente para la nación y se tenga que recurrir a suspender garantías individuales. Puntos bonus por la CIA, al menos la arrastrada de nuestro LORD, habrá servido de algo. Alguien me dijo que la cosa es improbable, el ejercito en sus filas más pobres y básicas están con él. No lo dudo, pero, si es que le creemos, tendremos a un presidente paseándose sin Estado Mayor, que tomaría aerolíneas comerciales, que se va en Jetta a donde tenga que ir… Regresemos a la comparación con Madero, no nos vayamos hasta Chile. Qué le pasó al chaparrito bigotón? La élite que se dedicó a echarle mierda con sus medios al final se cansó de la pluma. Si eso pasa nos regresamos a lo peor de la revolución, pero ahora con armamento pesado del Narco y cuasi-narco-feudos, que de por si ya existen. Capaz que regresamos a las condiciones que vieron nacer al PRI. Pero no creo que la cosa pase, supone mucha pureza detrás del que llega. Si no es improbable que lo traten de matar dudo muchísimo que se pasee sin algún tipo de escolta. Y algo así vendría de alguien realmente extremista, no del dinosaurio tradicional.

Luego está la más cínica de todas: Lo que viene es muy parecido a lo mismo. Nuestro ganador ha sido muy obscuro en éste aspecto, cuando se le pregunta qué postura va a tomar con respecto a la corrupción dice que no busca venganza. Si se le presiona un poco más dice que no va a interferir con los tribunales y que se va a sancionar al que se tenga que sancionar. No es horrible la respuesta, no ofrece impunidad, de hecho a él poco le compete perseguir la corrupción, eso efectivamente, es cuestión de tribunales. Pero sí se puede ser más enérgico “haré todo en mi poder por castigar a los corruptos”, por ejemplo. Resbalos como los del debate: “Ni a ti te voy a meter a la cárcel.” si no indican certeramente una complicidad, si parecen indicar falta de determinación real. Gente cómo el director de Fundación Azteca en el gabinete, Urrutia, sus alianzas con el circulo de la Maestra y el asqueroso PES me hacen sospechar de lo peor. Si alguna indicación es la gente que en 2006 a mi alrededor estaba llena de esperanza, es que éste ya no es el de 2006. Ya no es el que hacía central en su discurso las grandes desviaciones fiscales de la bola de empresarios creados por el poder público. No podemos esperar de quien tiene a su lado a quien ha administrado la evasión fiscal legal del grupo Salinas, un cambio en ese aspecto. Luego, qué es MORENA, si no un partido que se ha dedicado a recaudar a cosas tan eclécticas y que domina legislativamente a un país? Si ahora no lo es, muy bien se puede convertir en un partido de Estado, en un PRI, parece tener todas las raíces para serlo.  El régimen constitucional de México está hecho para eso, si bien ha habido cambios desde que se elaboró la cosa, los cuales han permitido lo que acaba de pasar, en su fondo es la misma que propicia eso.  Prueba de ello es la todavía gran importancia que le atribuimos al presidente. Es la interpretación que más creo probable, espero equivocarme.

Finalmente yo contribuí a este resultado y no me arrepiento. Anteriormente citaba un cierto aceleracionismo y una apuesta por un Estado que todavía puede controlar al capital internacional, creo que puse las fichas bien en la boleta. Cómo también no me arrepiento de argumentar por Trump, parte de los efectos que creía causaría su victoria se dieron en estas elecciones. Bien todo ésto puede ser racionalización para darme un falso sentido de control, pero al menos divierte.

Terminemos retomando a Madero. Qué tuvo que pasar para que acabara la tercera transformación de México? Acaso Madero no respetó las viejas instituciones? Lo hizo y murió por ello, si algo tiene que pasar es una nueva Constitución. Comparaciones con Venezuela en 3, 2, 1.

Neets of the world unite, supongo.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *