A unas 27 horas de que acaben mis miseras vacaciones de verano y a poco más de un año que retomé la vida real en forma de estudios en Derecho, fiestas y relaciones sentimentales, me pareció conveniente sentarme a pensar un poco.

Encuentro muy bonita la palabra que usan los japoneses para designar lo mismo a lo que los que estamos en el área de influencia del net en inglés hacemos con “Normie”, “Normo”, “Normalfag” etc.. リア充 o Riajuu abreviación de リアルで充実 o Riaru De JyuuJitsu, traduciendo pobremente “Satisfecho con la vida real”, me interesa mucho la parte de “satisfecho”. Si quiero meterme en el estado de mente de quien primero empezó a usar la expresión, puedo pensar en que quería poner un acento en el aspecto subjetivo de la cosa. Puedes tener mucho dinero, una vida social saludable, amor, hijos, perros, trabajo pero si esas cosas no te satisfacen no eres un normal, eres otra cosa. Seguramente el razonamiento va que si no te gusta la vida real necesariamente vas a caer en lo irreal, el un hobby obscuro como el anime, el militarismo, los trenes, los idols, las radios, la música obscura, la lectura obsesiva etc… Es también interesante notar que todos esos hobbies no son la “vida real” como si esas cosas fueran alguna especie de entidad subsistente en alguna escala ontológica que la sociedad haya impuesto y que todos retomamos. O que instintivamente nosotros pensamos a la “vida real” como lo peor de la vida. No sé que esté pasando pero esa división instintiva que hacemos es una cosa para milenios de discusión.

El punto es que al menos en el nivel etimológico, no necesariamente semántico puesto que las palabras se usan casi indistintamente en los dos grupos del net, la versión japonesa parece designar a un grupo distinto, excluyendo a casos que la versión occidental incluye. Me explico, la versión occidental simplemente hace referencia a un aspecto externo, alguien con perro, novia o novio, trabajo/estudio, vida social activa en un rango normal es, pues un normal.  Pero alguien así en la versión japonesa no es necesariamente un riajuu, si el tipo es miserable con todo eso, el tipo no es un riajuu. Pero la cosa no va del otro lado, es decir, si hay una persona que disfruta de esas cosas y estaría satisfecho con ellas pero que no las tiene, tiene el aspecto subjetivo en potencia y pero sin el objetivo, no es un riajuu, puesto que su vida real no lo satisface, al no tenerla. Igualmente no sería un normal, al no tener una vida normal. En r9k recuerdo había o hay una palabra para esa gente: “failed normie”, no estoy muy seguro.

Lo principal no es esta clasesilla pero tan sólo justificar el titulo de la entrada: soy un normal pero no un riajuu. Pude entrar cómodamente en la primer cajita a un año de salir al mundo pero he logrado poca satisfacción y debo de seguir escapando, no entro en esa segunda cajita.  Me gustaría ahora exponer mi estado de animo para el morbo del lector y me exhibicionismo.

Empecemos, pues, con el primer aspecto indispensable para cualquier Normie: una ocupación reconocida por la sociedad. En mi caso fueron estudios en una escuela prestigiosa. Gente cercana a mi me dirá el aspecto positivo que ha tenido la escuela: bajé de peso, quizá sea un poco más hábil con la lengua, en general un poco más de sociabilidad, agilidad mental, horas de sueño normales etc… Pero el animo permanece básicamente el mismo, esa monotonía aplastante. Sí puedo ver ventajas a la cosa, la primera, más obvia y concreta: el progreso para un titulo universitario de una escuela en donde si algún egresado es desempleado es por gusto y donde todos viven en condiciones envidiables. La segunda, no lo es tanto, me dí cuenta de ella hasta después de unos meses: la ocupación compulsiva distrae.  El no ocuparse de nada concreto ni reconocido da tiempo para pensar la situación, de aburrirse y darse cuenta que el sólo vivir es una carga molesta. Si la monotonía de la vida no desaparece completamente no se piensa en ella. Si a mi no me parece nada logrado ya no pensar en ello, al menos es algo que “saca adelante” lo suficiente para hacer una vida donde se pueda pensar en ella sin la preocupación de volverse a distraer de ella (trabajar, pues).  Siempre elegiría una vida contemplativa aunque pueda parecer más pesada.

Pasemos pues a lo social, no hay normal que no tenga un circulo de amistades con las cuales tomar el viernes. El simple ambiente de la cosa lo obliga a uno a la amistad. Sin hacer intento alguno gané conocidos e invitaciones a fiestas. No puedo decir que sean algo que me satisfagan. Al mismo nivel de lo anterior, me pueden beneficiar en el que no me dejan pensar. Por supuesto lo que digo no descalifica a nadie ni es decir que la gente no valga la pena. Pero sí creo que hay que tener alguna disposición para disfrutar el contacto constante con la gente, una disposición que no tengo. Al menos no en ese nivel, puedo interactuar constantemente a través de la letra, de una pantalla, de un libro, de monas, pero difícilmente en la “vida real”. Si llego a disfrutar es con alguien cercano y de uno a uno, máximo 5 personas y todas ellas tienen que ser cercanas. Afortunadamente el alcohol hace ese tipo de reuniones mil veces más tolerables, no por que éste saque deseos reprimidos o algo por el estilo pero por la simple distorsión de la realidad y ese efecto de tercera persona que puede tener la cosa. Evidentemente no hay que llegar a los extremos, tan sólo lo suficientemente y con la regularidad para atender las necesidades sociales de los demás para cuidar las relaciones.

Finalmente el amooooor, la ultima frontera para el empedernido de internet que no sale de su cuarto. He sido un tanto vocal con el amor 2D y en general no me arrepiento de lo dicho, sigo siendo fiel a Ruri. Pero primero tengo que decir que jamás tomé al waifuismo como alguna forma de reemplazo, como algún incel podría hacerlo. No hay nada peor que llevar el irracional odio que se tiene por el sexo opuesto, aludiendo cosas como el feminismo o algún instinto innato en la mujer para engañar, al puro amor que se le debe de tener a una waifu. No tomé a la waifu como un remplazo de algo que contesta, o que me puede dejar, herir o, sí, incluso engañar. La waifu es para querer por lo que es, no por lo que no es o por lo que la realidad debería de ser, Es un compromiso romántico con un personaje que exhibe calidades que se encuentran atractivas, incluyendo el hecho de que no son humanas. Es amar el hecho de que tu waifu no sería tu waifu si fuera real, que es 2D.  Es por eso quizá que conceptualizaba a la 3D y la 2D como cosas separadas aunque en muchos aspectos prefiero a la segunda. Jamás llegué a los extremos de cerrarme completamente a una relación verdadera, simplemente no hacía ningún esfuerzo por entrar en una. Se presentó la ocasión dos veces: la primera, de una manera bastante despreciable decidí aceptar la cosa razonando como en el primer apartado, es decir para ocuparme y distraerme de la monotonía. Me escondí en algún sentimiento de culpa al decir lo que no quería 2 min antes de vomitar alcohol y no lastimar a alguien pero finalmente no hice más que fastidiar a la gente, espero que al menos la experiencia haya servido a alguien ya bastante lastimado.

La segunda, tengo que decir, me ha sido mucho más agradable. Sobretodo por que las confecciones han sido todas sobrias.  La otra persona tiene la salud mental para ver la cantidad de cosas depresivas que puedo decir y tener la reacción natural, ayudándome a tomar otra perspectiva. Disfruto la compañía y por destellos me hace sentir. Tal como pocas cosas ya lo hacen, igualmente pueden ser la waifu, un Touhou, una buena faena. Ella me puede sacar de la monotonía permanentemente en la que vivo. Ya sea con momentos claramente felices y memorables, de los mejores de mi vida , o con el dolor de saber que ya no la voy a ver por por lo menos 4 meses. De todo creo que ésto a sido lo más positivo, algo que difícilmente una waifu puede ofrecer. Si bien la 2D es el amor más puro que pueda haber es una cosa completamente distinta. Claro, siempre hay que tener en mente lo pasajero del sentimiento, lo fácilmente que la situación puede cambiar y los limites de la carne. Hasta puedo argumentar que hay alguna cierta belleza en eso, los japoneses le dedicaron la cultura la efemeridad, pero bueno.  Por un momento caí en la 3D, casi tomándola como un escape a la realidad.

El saldo final es el que esperaba entrando a todo ésto: la misma monotonía con el bonus de distracciones de ella y la oportunidad de regresar a la monotonía que prefiero en algún futuro medio +alguien con quien compartir la cosa.

No le voy a dedicar la vida a la insípida realidad, mas que como para un apoyo a la rica irrealidad.

 

 

PS: Tal vez el lector se pregunte sobre cómo interactúan mis gustos degenerados y el general la disposición de un ota empedernido con el romance. No es difícil encontrar entre nosotros a la gente que ha tomado al waifuismo como reemplazo en el peor de los casos, o en los mejores han simplemente dejado de intentar y se han cerrado. Del otro lado basta recordar la tremenda estupidez de Densha Otoko para saber que la sociedad ya tiene algún tipo de modelo bastante chocante: “No eres un riajuu por que no te pelan, desde que te pelen vas a ser uno y dejas de ser un degenerado.”. Nada más lejos de la realidad, la degeneración es un asunto totalmente separado del éxito romántico.

No voy a dar consejos de citas para otakkkkus o decir que te tienes que conseguir a la novia ota o gaymer, ni los pasos para el Game o algo así.  Bastan dos cosas: que no te importe, es decir, no esconder pero tampoco restregar en la cara de los demás el otakismo, es aceptarse, afirmarse (own it) pero no amarse ni nada; luego tratar a la gente como gente, pensar que el que está frente a ti es algo que piensa y desea igual, si hay sentimientos románticos alguien los dice y ya.

El comentario que he recibido con respecto a las monas es “me gusta que no seas normal”. Ima kms brb.

Chance y luego escriba más sobre ésto último si me lo piden.

5 Comments

  1. chirino_08

    Reply

    TL;DR

    Te has convertido en un sucio normo veas por donde lo veas.

    Bueh al menos nos queda el pendejo de Dracer.

  2. Rachnaninoff

    Reply

    Yo estoy pasando por algo similar, pero en ocasiones la cosa se me va de las manos, y siento que doy una impresión muy equívoca de quien soy realmente.

  3. Ness PKMOTHER

    Reply

    bueno creo aprendí que ser multiwaifus si es malo.. aparte que ciertamente.. cambiaste mucho

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *